Fundación Kafie, 15 años tendiendo sus manos a los más necesitados

“Durante más de una década hemos beneficiado a más de 171 mil hondureños con más de 264 obras sociales, proyectos ejecutados y cimentados en tres grandes pilares: Salud, Educación y Comunidad”.

La Fundación Kafie, antes conocida como Fundación Chito y Nena Kafie, fundada por los empresarios Schucry, Luis y Eduardo Kafie y que actúa como el brazo social del Grupo K, celebra 15 exitosos años de extender sus manos en beneficio de las comunidades, mediante proyectos de educación, salud y fomentando los valores sociales, lo que ha resultado en más de 171 mil hondureños beneficiados y más de 264 obras sociales.

Nace una esperanza

En el año 2006 los empresarios Schucry, Luis y Eduardo Kafie crearon, en honor a sus padres, la Fundación Kafie con el objetivo de continuar la labor humanitaria que ellos iniciaron y apoyar a la comunidad principalmente en el rescate de los valores sociales.

“Es de gran orgullo para la Fundación, como familia y sus voluntarios colaboradores seguir ejecutando proyectos en apoyo de los más necesitados y en la promoción de valores espirituales, morales y de amor al prójimo, impulsando a ser parte de este tipo de acciones que buscan contribuir la sociedad”, expresó Monique Kafie, directora de la Fundación Kafie.

Su labor social empresarial está basada en tres grandes áreas: Salud, donde se destacan proyectos como la Cajita de Nena, con el objetivo de reducir las tasas de mortalidad infantil en Honduras, programa de la Fundación Kafie que proporciona a las madres todos los suministros necesarios para atender los primeros días de vida a su recién nacidos; también se destaca la gran labor social de los comedores infantiles, raciones de alimentos, campañas de prevención, atención a la primera infancia, nutrición, programa de becas, apoyo a proyectos educativos externos, ambiente y apoyo a instituciones sociales entre otros.

Asimismo, en tiempos de dificultad, la Fundación Kafie ha redirigido sus proyectos para apoyar a la población hondureña aportando insumos de primera necesidad en esta lucha contra el Covid-19, beneficiando a los centros hospitalarios que atienden a pacientes contagiados, entre ellos: Hospital San Felipe, Hospital Escuela Universitario (HEU), Instituto Hondureño de Seguridad Social (IHSS), Hospital El Tórax y centros de salud de algunas comunidades de Francisco Morazán.

Por otra parte, la Fundación Kafie se ha hecho presente con la entrega de raciones de alimentos, y canastas a las familias afectadas por los desastres naturales Eta e Iota, siendo un aproximado de 5500 familias beneficiadas, en alianza con el Consejo Empresarial de América Latina, CEAL.

En el eje de Comunidad, hasta la fecha se han construido y/o remodelado 39 templos católicos como un aporte para fomentar los valores espirituales y morales; asimismo se organizan también celebraciones del Día del Niño y en Navidad a infantes de escasos recursos; además, se realiza el proyecto de Arrecifes Artificiales que lidera en la zona sur con el cual, además de restaurar la fauna marina, busca mejorar las condiciones de empleo y sustento para las familias de pescadores, siendo un total de 85 comunidades beneficiadas.

En Educación, se han construido varios kínderes y comedores escolares en zonas de escasos recursos y la otorgación de becas en su programa “Progresa”, que ayuda a niños sobresalientes, pero con limitaciones económicas para continuar sus estudios. También se han donado más de 250,000 raciones de alimento, más de 165,310 vasos de leche, apoyando la nutrición de los niños de Honduras.

Como testimonio de la labor social que desarrolla La Fundación, Célida Aceves responsable del comedor infantil en Ciudad Guzmán, ha dicho: “Doy gracias a Dios y a La Fundación Kafie por cumplir nuestros sueños, darnos un lugar digno para que los niños pudieron recibir sus alimentos en condiciones aceptables, ya que antes sufríamos sol, agua y polvo y pues ahora se nos cumplió el sueño; no nos queda más que agradecerles por esta gran acción loable y noble en beneficio a nuestras comunidades”.

El dinámico y entusiasta grupo de voluntarios de la Fundación Kafie también ha participado en muchas actividades de beneficio común, como el Programa de Reforestación “Honduras Siembra Vida”, que promueve el Gobierno de la República y proyectos de ayuda social que las empresas Lufussa y Enerbasa desarrollan en las comunidades de Pavana Centro, Aguacaliente y Guanacastillo, en Choluteca.

La Fundación Kafie seguirá contribuyendo al bienestar y desarrollo en la labor humanitaria que los fundadores iniciaron, principalmente en el rescate de los valores, con el compromiso de continuar ejecutando proyectos que beneficien a una gran parte de la población porque creemos en Honduras y sabemos que invirtiendo en la gente podemos generar progreso.Para más información sobre la fundación visita:https://fundacionkafie.org/