¿Están los países de América Latina en peligro de una segunda ola como la que estamos viendo en Europa?

Varios países de Latinoamérica encabezan la lista de las naciones con más contagios de coronavirus, según datos de la Universidad Johns Hopkins.

En este episodio, el doctor Elmer Huerta analiza si hay relación entre un alto número de contagios y una mayor protección de la población por los anticuerpos generados en aquellos que superaron la enfermedad.

“Hoy veremos si los países de América Latina que están superado la primera ola, estarán en peligro de una segunda ola como la que estamos viendo en Europa. Y si es cierto que el que hayan tenido altos niveles de contagio, los puede proteger en el futuro”, dijo Huerta.

La segunda ola de coronavirus en el mundo

“En primer lugar, y sabiendo que estamos frente a una nueva enfermedad y que la ciencia está aprendiendo a medida que enfrenta la infección, es muy importante ser cautos con las predicciones”, asegura el galeno.

En segundo lugar, es muy importante también darse cuenta de que la pandemia avanza en olas por los distintos países de América Latina, los cuales están en diversos momentos de su evolución.

Al respecto, cada país de América Latina está en un momento diferente de su epidemia. Al observar las curvas de casos nuevos y fallecimientos, no hay dos países que tengan curvas similares.

Es posible sin embargo que, en las próximas semanas, al igual que ocurrió en Europa, los casos nuevos y los fallecimientos empiecen a disminuir progresivamente, y se tenga la situación de estar en peligro -como también sucede en Europa- de una segunda ola, de un resurgimiento de la infección.

El caso de Europa

Al momento de escribir este episodio, España declaró el estado de alarma nacional. Y es posible que el mismo pueda extenderse hasta mayo del 2021.

Francia tiene a sus principales ciudades en toque de queda. Belgica está severamente afectada, mientras que Italia ha impuesto severas restricciones para salvar su economía .

Ante esa realidad y mirándose en el espejo europeo, ¿qué cuidados deben tener los países de América Latina para no caer en el mismo problema, es decir, en un severo resurgimiento de la enfermedad?

Por lo que se sabe, al momento de disminuir las cifras de casos nuevos y fallecimientos, la población europea pensó quizás que el problema estaba superado y resuelto y se lanzó a las calles buscando aliviar lo que describimos en el episodio del 20 de octubre como fatiga pandémica.

Esa actitud fue facilitada por las disposiciones de los gobiernos, que en su afán de estimular la economía, permitieron la apertura de bares, restaurantes y otros tipos de negocios que favorecieron la aglomeración de gente.

El resultado ha sido indudablemente la realidad que atraviesa el continente europeo, un fuerte resurgimiento de la infección, el que según la OMS afecta al 80 por ciento de los países europeos.

Las políticas de salud ante una segunda ola

Sin duda que las políticas de salud que diseñen los gobiernos para las próximas semanas, serán vitales para evitar segundas olas.

Del mismo modo, la responsabilidad personal de los ciudadanos será también muy importante. Pero hay un aspecto que algunas autoridades políticas piensan que pueden proteger a sus países de un resurgimiento de la enfermedad: la creencia, aún sin probar, de que las cifras de contagios han sido mucho mayores en América Latina que en Europa y por tanto la población está ya inmune.

El hecho es que al desconocerse por cuanto tiempo protege la enfermedad natural, es difícil aseverar que la alta frecuencia de infección en la población pueda ser protectora de una segunda ola.

Al no saberse cuánto tiempo queda uno protegido y al desconocerse la verdadera frecuencia de reinfecciones, es arriesgado decir que los países que han tenido una alta frecuencia de infecciones, estarán protegidos de una eventual segunda ola.

En ese sentido, un estudio, publicado el 26 de octubre en Nature Microbiology por investigadores del King’s College of London, encontró que el nivel de anticuerpos protectores contra el nuevo coronavirus disminuye muy rápida y profundamente antes de los tres meses en personas con enfermedad leve. Siendo la disminución menos intensa, pero importante, en personas que tuvieron una enfermedad más severa.

En resumen, pensamos que ningún país estará libre de una segunda ola y que su severidad dependerá de las políticas de salud que se diseñen, de la responsabilidad de sus habitantes y del tiempo de protección que brinden los anticuerpos después de la infección inicial.

Hospitales franceses al borde del colapso por casos de coronavirus

La pandemia de coronavirus se ha intensificado en la Unión Europea a medida que se acerca el invierno, y las infecciones se disparan en el continente.

Francia tiene una de las tasas de infección por coronavirus más altas en relación con su población en la Unión Europea, según el Centro Europeo para la Prevención y el Control de Emerfedades (ECDC). Las cifras de la agencia muestran que tiene 659,9 casos por cada 100.000 habitantes en los últimos 14 días.

El martes, Francia informó 34.591 nuevos casos confirmados y 530 muertes, según datos de la Universidad Johns Hopkins (JHU), lo que eleva su total a 1.279.384 casos confirmados y 35.820 muertes.

Jean-François Delfraissy, quien dirige el consejo científico que asesora al gobierno francés, advirtió el lunes que Francia podría tener alrededor de 100.000 nuevos casos de coronavirus por día, ya que muchos pueden ser casos sin diagnosticar o asintomáticos.

La Federación de Hospitales de Francia, que representa a 4.800 hospitales, advirtió sobre problemas de capacidad en un comunicado el miércoles.

El grupo dijo en un comunicado que un cierre total era la «única solución» y permitiría a los hospitales franceses «tratar con éxito a todos los franceses, ya sea que tengan covid, tengan alguna otra enfermedad grave o estén afectados por un accidente grave».

«El sistema hospitalario de Francia no se mantendrá sin medidas radicales», dijo el presidente de la federación, Frédéric Valletoux, en una entrevista con la estación de radio francesa France Inter, y agregó que los hospitales están luchando con un menor número de personal médico en comparación con el pico de la primavera.

Alemania fue elogiada por su respuesta pandémica durante la primera ola, gracias a las pruebas a gran escala y su rápida respuesta al brote que ha ayudado a mantener su tasa de mortalidad por covid-19 relativamente baja, a pesar de un alto número de casos reportados.

Mientras lucha con la segunda ola, el país ha visto duplicarse el número de admisiones en cuidados intensivos, dijo Merkel. «Quiero decir qué hace que la situación sea particularmente grave … la tasa de difusión es particularmente alta», dijo.

Su anuncio se produjo después de una reunión con líderes de los 16 estados federales de Alemania para discutir el aumento de casos en el país, que ha visto al estado de Baviera y Frankfurt introducir restricciones que van desde toques de queda hasta cierres localizados.

Alemania registró un récord de 14.964 nuevas infecciones diarias el miércoles, según la agencia de control y enfermedades del país, el Instituto Robert Koch. El recuento total de casos de coronavirus del país ahora es de 449.275 y el número de muertos es de 10.098, mostraron los datos del instituto.

COMPARTE