CRS entrega 387 toneladas de alimentos en Intibucá ante emergencia por el COVID-19

Debido al cierre de las escuelas por el COVID-19, Catholic Relief Services (CRS) y la Dirección Departamental de Educación de Intibucá, con el apoyo del Sistema Nacional de Gestión de Riesgos (Sinager), organizaron -durante la Semana Santa- la distribución de alimentos para más de 50,000 niños y niñas.

Los alimentos provienen del Programa Internacional de Alimentos para la Educación y Nutrición Infantil en Honduras, también conocido como “McGovern-Dole.”

Docentes, voluntarios de salud, comités de alimentación, asociaciones de padres de familia y miembros de las comunidades participaron en la distribución de 320 toneladas de raciones de frijoles, arroz, maíz, aceite vegetal y cereal reforzado CSB plus, suficiente para alimentar por un mes a los estudiantes matriculados en prebásica y básica.

Cuando se anunció el cierre de clases, CRS se movilizó inmediatamente pidiendo autorización al Departamento de Agricultura de los Estados Unidos (USDA), para distribuir raciones secas de los alimentos que los alumnos normalmente reciben por medio del programa de alimentación escolar.

En la repartición de las raciones, desarrollada entre el 6 y 9 de abril, se siguió un protocolo de medidas preventivas contra el coronavirus, entre ellas el lavado de manos, la distancia mínima entre individuos, el uso de mascarillas y la organización de padres/madres por horarios y grados educativos distintos para evitar la aglomeración de personas.

CRS ha estado implementando el programa de alimentación escolar McGovern-Dole desde el año 2012 con el objetivo de mejorar la alfabetización de los escolares en Intibucá a través de la calidad de la enseñanza y la asistencia a clases.

Adicionalmente, en el presente mes, casi 15,000 escolares de los municipios de San Marcos de la Sierra, Concepción, Colomoncagua, Camasca, Magdalena, Santa Lucía, San Antonio y Dolores, podrán enriquecer su dieta gracias al suministro de 67 toneladas de vegetales y huevos frescos que proveerán USDA y CRS mediante el proyecto Compras Locales y Regionales de Alimentos (LRP).

Con estas donaciones, la dificultad para acceder a comida por la pandemia del COVID-19 ha disminuido para miles de familias en el departamento de Intibucá. Las distribuciones se están coordinando con otros programas de asistencia para responder a la emergencia del COVID-19, incluyendo Honduras Solidaria, el Programa Mundial de Alimentos, y otras acciones de organizaciones humanitarias.

COMPARTE